EVANGELIO PARA LA FAMILIA POR JESÚS MARQUEZ FARFAN

               LA VIOLENCIA DEL ESPÍRITU Y EL ESPÍRITU DE VIOLENCIA, HOY.

            Cada día vivimos experiencias distintas, trabajos, relaciones, encuentros con personas, intercambios de opiniones y de vida. Para todo ello nos vemos impulsados por una energía interior que lleva a cumplir nuestros propósitos, buscando siempre lo que más nos conviene y, normalmente, procurando el bien personal y el de los demás. Eso nos merece el calificativo que algunos nos ponen: buena gente, persona de paz, de armonía, generosa, dispuesta, respetuosa, amigo fiel, positiva, creativa, de buen espíritu, dispuesto siempre a hacer el bien a los demás. Alguna vez también se dirá: no se puede confiar en este individuo, es falso, ventajoso, venenoso, todo lo hace para su conveniencia, nada le importa sino su utilidad personal, violento, mal educado, conflictivo de carácter difícil, politiquero, corrupto, sin escrúpulos…

Cualquiera que sea nuestra manera de ser, revela cuál es la fuerza interior, la inclinación básica, el espíritu, motivación, actitud que nos impulsa como fuerza viva a obrar de determinada manera. ¿Cuál es, en cada uno de nosotros, esa energía vital, impulsora de nuestro ser y obrar, de nuestras actitudes y comportamientos?

EVANGELIO PARA LA FAMILIA POR JESÚS MARQUEZ FARFAN

 
LA SUPERACIÓN, CAMINO DE ASCENCIÓN.

 

La tendencia a la superación integral de la persona, es una capacidad innata, natural, siempre necesaria para la vida y la plenitud de la persona. Perder la tendencia y el deseo de una legítima superación, constructiva, positiva y realizante, es perder la posibilidad de valía personal en la vida, las aspiraciones legítimas que enriquecen humanamente a la persona y le permiten vivir en armonía consigo mismo, en sus relaciones con los demás y con Dios. Quien desecha esta aspiración, también desecha su posibilidad de continuar siempre en un proceso de ascensión personal, familiar, profesional, espiritual, moral y humana a la vez. Este proceso es la ascensión humana que todos estamos llamados a conquistar permanentemente.

Esa aspiración nos lleva a precisarnos metas, lucharlas y conseguirlas. Cada día, cada circunstancia, son oportunidad de poner nuestra energía para mantenernos en un proceso ascendente, o desperdiciarla inútilmente.

¿Alguna vez nos hemos detenido a pensar en lo que nos significa personalmente ir ascendiendo humana, integralmente y con aspiraciones de llegar al cielo? Quizá nos falta detenemos a profundizar en lo que esto significa a los ojos de Dios, a ver su  voluntad que es la que determina nuestro camino para llegar a Él.

Oremos por el Eterno descanso del Padre Carlos Márquez de Ciudad Juárez.

 

Oremos por eterno descanso Doña Alicia Zamarripa

EVANGELIO PARA LA FAMILIA POR JESÚS MARQUEZ FARFAN

                           

 ¿PASTORES O MERCENARIOS?

        

Constatamos en repetidas ocasiones que hay personas comprometidas, generosas, entregadas, fieles. Las descubrimos en todos los campos de la vida, en la familia, en la sociedad, en los grupos apostólicos, en quienes se unen para ofrecer servicios de promoción, asistencia o deporte, en quienes se asocian para responder en común a intereses de grupos apostólicos, empresariales, comerciales, políticos, artísticos, laborales, o de personas fuertemente entrelazadas por la amistad.

Podemos hablar de padres comprometidos verdaderamente con la familia, que la cuidan, la educan, la forman en valores; tienen interés por hacer de ella lo mejor, se desgastan por ella ofreciendo el trabajo y la vida para la preparación y el bienestar de los hijos; se preocupan de ofrecerles no sólo el alimento del cuerpo, sino de la fe, la cercanía a Jesucristo, el gusto y aprecio de la vida, la capacidad de servicio, el interés por la verdad, la justicia, la fraternidad, el respeto, la libertad, la honestidad, el trabajo responsable o la profesión siempre en servicio de los demás, con valores humanos.

Indudablemente contamos con médicos, maestros, servidores públicos, profesionistas de distintas carreras y muchos sacerdotes que de verdad se comprometen con las personas, les ofrecen generosamente sus servicios, procuran su bien, les participan sus conocimientos y capacidades y se interesan por ellos, no por su dinero. Que triste es encontrarse mercenarios de la medicina, de la política y hasta de la familia y aun en el apostolado, servicios religiosos y ministerios sagrados. Venden su profesión, su saber, su capacidad profesional y hasta su vida, por intereses meramente egoístas.

EVANGELIO PARA LA FAMILIA POR JESÚS MARQUEZ FARFAN

 TESTIGOS DE LA VIDA, NO PREGONEOS DE MUERTE.

 

                               Todos vamos recorriendo la vida y encontrándonos con distintas visiones de nuestra realidad, de los acontecimientos que nos afectan personal o socialmente; les damos diversas interpretaciones y tenemos diferentes reacciones, a veces opuestas, ante una circunstancia y, principalmente, ante aquellas que nos resultan dolorosas. Cuando se trata de dolor angustia, muerte, riesgos, desgracias o amenazas, nos derrotamos fácilmente y, de tal manera nos lamentamos, que damos la impresión de ser pregoneros de muerte y no de de optimismo, de esperanza, de vida. El temor, la duda, el desconcierto, nos impiden ver claramente la realidad.

Novenario espiritual del Movimiento Encuentro Matrimonial Mundial por nuestros líderes

Iniciamos hoy el novenario a las 19:00 con el Santo Rosario para dar gracias y para pedir que el Espíritu Santo en este tiempo de Pascua de Resurrección,  siga iluminando a nuestro Movimiento Encuentro Matrimonial Mundial en cada líder de comunidad, a cada Area, en los Coordinadores y Consejos de cada ciudad.Todo esto también en memoria de nuestros primeros líderes que trajeron el Movimiento a nuestro México y América con un Carisma muy especial,  para la Gloria de Nuestro Señor Jesucristo "EN LA COMUNIÓN DE TODOS LOS SANTOS" cómo nos dice Conchita Aja. 

UN REGALO DE AMOR PARA EL ENCUENTRO MATRIMONIAL EN MEXICO